viernes, 26 de junio de 2020

La HOAC se suma a las movilizaciones que reclaman un acuerdo de reconstrucción social para que nadie quede descartado


La Comisión Permanente de la HOAC, movimiento de trabajadores y trabajadoras de Acción Católica especializada, expresa su preocupación por la situación social, laboral y política del país y considera razonable que se exprese, de forma segura, con la convocatoria de movilizaciones prevista para el sábado 27 de junio en todo España, para reclamar un acuerdo de reconstrucción social solidario para que nadie quede descartado y sin derechos y con la  participación de toda la comunidad política, de todas las instituciones, entre las que se incluya la Iglesia. 
El último estudio de la Fundación FOESSA, señala los estragos que la pandemia está provocando en nuestro país, describe una sociedad donde la pobreza severa, que no había parado de aumentar, a pesar de la recuperación del empleo, antes de la COVID-19, está muy presente. Hoy tres de cada 10 personas en la exclusión grave carecen de cualquier tipo de ingreso. Los hogares en exclusión grave que se sostenían sólo de los ingresos de su propia actividad laboral han vuelto a caer dramáticamente. Solo 1 de cada cuatro hogares se puede sostener del empleo. Las previsiones de lo que se viene adquieren una magnitud no conocida. Las instituciones económicas y laborales advierten de la enorme catástrofe socioeconómica que vamos a tener que dar respuesta solidariamente.
En este sentido, la HOAC se muestra a favor de establecer un nuevo pacto social basado en el diálogo entre todas las instituciones del país, buscando el bien común y fortaleciendo la democracia, priorice la dignidad de cada persona, el cuidado del medioambiente  y la promoción del trabajo decente. La profunda crisis que está provocando la pandemia de la COVID-19, para los trabajadores y trabajadoras más humildes y desprotegidos no es sino la continuación de la permanente crisis en la que los ha sumido un sistema que perpetúa y acrecienta la desigualdad. Tenemos delante dos caminos: uno, seguir intentando en vano buscar salidas con la misma lógica de sacralización de la apropiación y acumulación excluyente de los bienes, que no hará más que aumentar la catástrofe humana y ambiental, porque es el problema, no la solución. El otro, decidirnos de una vez por caminar en la dirección del destino universal de los bienes, haciendo una distribución mucho más justa de la riqueza social. Solo en este camino podremos encontrar respuestas humanas y hacer frente al actual desastre socioambiental.
La crisis nos sigue poniendo a prueba como sociedad y nos ofrece la oportunidad de crecer en humanidad, cuidando su fragilidad. Sin la prioridad del cuidado de los más frágiles no existe el bien común. Es también una oportunidad para valorar más y mejor los servicios públicos y los esenciales que son expresión del bien común, particularmente el servicio de la sanidad pública y el de tantas mujeres y hombres trabajadores se entregan en ella al servicio de los demás. Es la oportunidad de tomar la firme decisión de dedicar los esfuerzos y recursos necesarios para fortalecerla y extenderla, así como también el trabajo de determinados colectivos y profesiones, de escaso reconocimiento social, que esta crisis ha puesto en valor. Es esencial gestionar bien las consecuencias económicas de esta situación. Es fundamental que la factura económica no la vuelvan a pagar los empobrecidos, los precarios, las familias más vulnerables. El bien común exige, ante todo, opciones claras en ese sentido. Sin ello el bien común no es más que hueca palabrería. De lo contrario, no harán sino crecer las desigualdades y la injusticia, una vez más. 
Finalmente, la HOAC hace un llamamiento para establecer una senda de diálogo que nos permita avanzar en justicia social. La actual confrontación y crispación es una actitud gravemente irresponsable que no permite tender puentes para abordar las respuestas que necesitan los retos y las incertidumbres de nuestra sociedad. En la Iglesia también estamos emplazados a tener un papel más activo en la promoción del necesario diálogo social y político, para buscar juntos respuestas a las necesidades socioambientales. 

sábado, 13 de junio de 2020

Dia de la Hoac 2020



Con motivo del día de la Hoac 2020, y mirando al futuro con optimismo, compartimos este alegre video para comunicaros que muy pronto (como dice la canción) nos volveremos a ver.

sábado, 30 de mayo de 2020

CARTA ABIERTA A TODAS LAS FUERZAS POLÍTICAS


OBJETIVO: Alcanzar la justicia social a través de la Justicia Fiscal.

La recaudación fiscal en España en relación con su PIB viene siendo históricamente muy inferior a la media de los países de la Unión Europea (1). Asimismo, nuestro gasto público está, en buena medida, por debajo de la media de los países de la Unión (2).

Los últimos estudios sobre opinión pública y política fiscal, publicados desde hace años por el CIS, informan que la población española considera, mayoritariamente, que se dedican pocos recursos a educación, protección al desempleo, vivienda, pensiones y otras prestaciones sociales, cuidado del medioambiente, ciencia e investigación, ayuda a la dependencia, cooperación al desarrollo y sanidad, entre otros servicios públicos. Y esta opinión de la ciudadanía es ideológicamente transversal, ya que es mayoritaria con independencia del partido votado.

Tras la actual crisis sanitaria producida por la pandemia del COVID-19 y sus durísimas consecuencias económicas para personas sin ingresos, trabajadoras y trabajadores por cuenta propia y ajena y pequeñas empresas, se hace más necesario que nunca consolidar y reforzar nuestro estado de bienestar, sin olvidar la cooperación internacional. Y no solo en sanidad e investigación, cuyas carencias la crisis sanitaria ha puesto en evidencia, sino también en todos los pilares que, según la Constitución de 1978, vertebran y dan sentido al Estado social y democrático de derecho contemplado en su artículo primero, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Pilar Europeo de los Derechos Sociales. Así opina la ciudadanía, que se inclina, mayoritaria y transversalmente, por mejorar los servicios públicos, aunque haya que pagar más impuestos.

Los impuestos, en el marco de un sistema tributario suficiente y justo, suponen la herramienta necesaria para financiar nuestro estado de bienestar y contribuir a la redistribución de renta y riqueza, así como a la protección del medio ambiente. Los impuestos deben aplicarse atendiendo a los principios de igualdad, generalidad y progresividad, de forma que todos contribuyan de acuerdo con su capacidad económica. Además, se debe asegurar el principio de igualdad efectiva de hombres y mujeres en el diseño y aplicación de la política fiscal.

Desgraciadamente, los impuestos no se recaudan justamente: no paga más quien más tiene y así lo cree el ochenta y tres por ciento de la población, como así lo refleja el último estudio sobre opinión pública y política fiscal del CIS. Es necesario adoptar las medidas de reforma necesarias para revertir esta situación. Medidas que, asimismo, habría que extender a la gestión del gasto público: una gestión que debería ser más transparente. Se debe exigir mayor responsabilidad a sus gestores y sensibilizar a la ciudadanía, todo ello con el objetivo de que la propia sociedad penalice los comportamientos defraudatorios.

En consecuencia, los firmantes de este manifiesto demandamos a las fuerzas políticas un demandamos a las fuerzas políticas un acuerdo para afrontar una reforma tributaria que haga realmente efectivos los principios acuerdo para afrontar una reforma tributaria que haga realmente efectivos los principios de suficiencia, generalidad, igualdad y progresividad. de suficiencia, generalidad, igualdad y progresividad. Reclamamos que se devuelva el protagonismo a los impuestos directos, que gravan a las personas y empresas según su nivel de renta o riqueza, frente a los indirectos, que afectan en mayor medida a quienes menos rentas y capacidad adquisitiva tienen.

Asimismo, dicha reforma debe poner coto a los mecanismos de elusión fiscal, que grandes empresas y fortunas utilizan para evitar o reducir el pago de sus impuestos. Esto debe incluir una lucha decidida contra los mal denominados paraísos fiscales, que sería más acertado denominar guaridas fiscales, debiendo penalizar a cuantos se sirvan de ellos, directa o indirectamente. El acuerdo político debe incluir un pacto de un pacto de Estado contra el fraude Estado contra el fraude fiscal que reduzca sustancialmente su elevado nivel, dotando a las Administraciones tributarias de los medios necesarios a tal fin y desplazando la investigación hacia las grandes bolsas de fraude, mediante la intensificación del control tributario de grandes contribuyentes.

1. La diferencia de presión fiscal en 2018 fue de un 4,9% del PIB, si tomamos como referencia la UE a 27 o un 6,3% si nos comparamos con la media de los países de la Eurozona.
2. La diferencia de gasto público en 2018 fue de un 4,1% del PIB, si tomamos como referencia la UE a 27 o un 5,3 si nos comparamos con la media de los países de la Eurozona.



ANEXO: RELACION DE COALICIONES Y ORGANIZACIONES ADHERIDAS

ACTUA. ADICAE. AIETI AJEC (ASSOCIACIÓ DE JOVES ESTUDIANTS DE CATALUNYA), ALBOAN ALIANZA POR LA SOLIDARIDAD. AMIGOS DE LA TIERRA ESPAÑA. AMNISTÍA INTERNACIONAL APDEH DERECHOS HUMANOS. ASDECOBA. ASGECO ASOCIACIÓN DE DIRECTORAS Y GERENTES SS. ASOCIACION ELIN. ASOCIACIÓN GUARDIA CIVIL. ATTAC ESPAÑA. BOSCO GLOBAL CALATEA CAMPANYA PER UNA JUSTÍCIA FISCAL WDE VALENCIA CANAE. CARRO DE COMBATE. CCOO. CEAR. CECAD CECU CIECODE COCEDER CODENAF- COOP. Y DES. NORTE DE ÁFRICA COMISIÓN GENERAL JUSTICIA Y PAZ CONSEJO DE LA JUVENTUD CONSEJO GENERAL DE TRABAJO SOCIAL CONSELL D’ENTITATS D’ACCIÓ CIUTADANA DE TERRASSA COORDINADORA DE ONGD ESPAÑA. CP SAN CARLOS BORROMEO. EAPN ESPAÑA ECAS (ENTITATS CATALANES D’ACCIÓ SOCIAL), ECODES. ECOLOGISTAS EN ACCIÓN. ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS. ECONOMISTAS SIN FRONTERAS. ECOOO REVOLUCION SOLAR EDUCO ELITE BCN ENGINYERIA SENSE FRONTERES, FACUA; FADSP FAIR TRADE FED REG. ASOC VECINALES MADRID FED. DE MUJERES PROGRESISTAS FEDERACIÓ DE COOPERATIVES DE TREBALL DE CATALUNYA. FEMINICIDIO.NET/EL SUR FETS (FINANÇAMENT ÈTIC I SOLIDARI) FIARE CATALUNYA FORN DE TEATRE PA’TOTHOM FUCI FUNDACIÓ FRANCESC FERRER I GUÀRDIA, FUNDACIÓN ADSIS FUNDACIÓN ANESVAD. FUNDACIÓN CEPAIM. FUNDACIÓN CIVES. FUNDACIÓN CULTURA DE PAZ. FUNDACIÓN DE EDUCACIÓN PARA LA SALUD (FUNDADEPS) FUNDACIÓN EDUCACIÓN PARA LA SALUD. FUNDACION ESPLAI FUNDACION GLOBAL SALUD FUNDACION MUJERES FUNDACION RAIS FUTURO EN COMÚN GESTHA GLOBAL NATURE FOUNDATION GREENPEACE HOAC INCIDEM INTERED INTERSINDICAL VALENCIANA ISCOD JOVES D’ESQUERRA VERDA (JEV), JUECES Y JUEZAS PARA LA DEMOCRACIA JUSTICIA ALIMENTARIA VSF JUSTÍCIA I PAU. L’OCUC (L’ORGANITZACIÓ DE CONSUMIDORS I USUARIS DE CATALUNYA) LUMALTIK HERRIAK MADPP MALENTXEA MÉDICOS DEL MUNDO MEDICUS MUNDI MOVIMIENTO MATRIA MPDL -MOVIMIENTO POR LA PAZ MUNDO EN MOVIMIENTO OBSERVATORIO RSC ONGAWA OXFAM INTERMÓN; PASTORAL DEL TRABAJO PLATAFORMA ARAGONESA POR LA JUSTICIA FISCAL PLATAFORMA CONTRA LOS FONDOS BUITRE PLATAFORMA DE VOLUNTARIADO DE ESPAÑA-PVE PLATAFORMA PER UNA FISCALITAT JUSTA,AMBIENTAL I SOLIDÁRIA,CATALUNYA PLATAFORMA POLA XUSTIZA FISCAL DE GALICIA. PLATAFORMA POR LA JUSTICIA FISCAL DE ANDALUCÍA. PLATAFORMA POR LA JUSTICIA FISCAL DE EUSKADI PLATAFORMA POR LA JUSTICIA FISCAL DE LA REGIÓN DE MURCIA PLATAFORMA POR UN NUEVO MODELO ENERGETICO PLENA INCLUSIÓN PROCLADE PROSALUS PROVIVIENDA PROYECTO LUZ CASANOVA PTP (ASSOCIACIÓ PER A LA PROMOCIÓ DEL TRANSPORT PÚBLIC), RED ARAGONESA DE ENTIDADES SOCIALES PARA LA INCLUSIÓN; RED ONGD MADRID RED PENSAR UZ UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA REDES CRISTIANAS SALUD POR DERECHO SAVE THE CHILDREN SEO SOTERMUN-USO TAXI PROJECT TRANSPARENCIA INTERNACIONAL UATAE UCC (UNIÓ DE CONSUMIDORS DE CATALUNYA) UDP- UNIÓN DEMOCRATICA DE PENSIONISTAS UGT UNAD UNESCO ETXEA UNICEF COMITÉ ESPAÑOL UNIÓN PROGRESISTA DE FISCALES .UNIÓN PROGRESISTA DE INSPECTORES/AS DE TRABAJO UPTA USO WILPF ESPAÑA WWF -ADENA YAYOFLAUTAS CORDOBA.

miércoles, 29 de abril de 2020

MANIFIESTO ANTE EL PRIMERO DE MAYO

Ante el 1º de Mayo de 2020, Día Internacional del Trabajo, extraordinariamente marcado por la crisis de la pandemia, las organizaciones promotoras de la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) unimos nuestras voces y fuerzas, en esta celebración del trabajo y de san José obrero, para reafirmar que el trabajo es para la vida, que debe garantizarse unas condiciones laborales que protejan la integridad física y psíquica de la persona, y favorezca su protección social, esenciales para una vida digna.

No nos cabe duda de que la crisis laboral y económica provocada por la pandemia de la COVID-19, hubiera tenido un menor impacto, sin la indecente precariedad laboral, ese “virus” que caracteriza el sistema de relaciones laborales, que lesiona los derechos de las personas trabajadoras y de sus familias; si la sanidad y el conjunto de políticas sociales hubieran contado con los recursos que necesitan y que fueron recortados como consecuencia de la anterior crisis financiera. 

Los empleos más precarizados, como son los de personas trabajadoras del hogar y de cuidados, de la agricultura, de establecimientos de alimentación o repartidoras, que hasta el momento han estado invisibilizados y no han tenido un justo reconocimiento laboral y social, son los que en este momento de crisis sanitaria, que supone la paralización del sistema productivo y económico, se han «descubierto» como esenciales para la sostenibilidad de la vida, para garantizar el bienestar de todas las personas y que no nos falten alimentos y cuidados durante el periodo de cuarentena. Pero continúan ejerciendo sus funciones en condiciones precarias y en la mayoría de los casos sin la protección adecuada. Amplificamos nuestro aplauso, también para estas realidades. 

«Tenemos unos sueldos muy bajos, sin derecho a paro, no estamos protegidas, por nada ni por nadie. ¿Por qué no tengo yo derecho a cobrar paro como una cajera que trabaja en el supermercado, una panadera, un repartidor?… si mi trabajo es tan digno como el de ellos… no sé por qué las leyes están así, no sé por qué nos miran así, es que parecemos la clase baja del universo…» Rosario, empleada de hogar en Albacete. 

A ello se unen el drama del desempleo registrado, que, junto al estructural, son la punta del iceberg de una crisis del empleo mucho mayor; que no computa los trabajos no reconocidos, ni el empleo suspendido por expedientes de regulación temporal. El empleo que en primer lugar se ha destruido es el más débil, el que carece de redes de protección social. Por ello, a todas las personas que verán reducidos sus ingresos, incluso hasta límites que no garanticen el mínimo para vivir dignamente, se suman las que no cuentan con ningún tipo de protección. 

Hacemos un llamamiento para que se articulen e impulsen todas las medidas necesarias evitando que esto vuelva a pasar, y para apoyar y cuidar a las personas más afectadas, especialmente a quienes están en la calle, sin techo y las que nunca reúnen los requisitos para percibir alguna renta mínima. ITD, constituida por instituciones que acompañan a las víctimas de la precariedad, exigimos construir una red de protección social para quienes han perdido empleo, salario y derechos, para que nadie se quede atrás. 

Necesitamos superar planteamientos individualistas y comprometernos solidariamente con la comunidad y el bien común. Valoramos el compromiso de la ciudadanía y el de tantas empresas, y subrayamos que son las Administraciones Públicas las garantes últimas del bien común de nuestra sociedad. 

Desde estas constataciones, reclamamos
• El reconocimiento de un ingreso mínimo garantizado en un programa articulado que integre las políticas sociales en España. 
• El derecho a la prestación por desempleo para las personas empleadas de hogar, así como el reconocimiento social del trabajo de hogar y de cuidados. 
• La regularización extraordinaria y urgente de los trabajadores y las trabajadoras “sin papeles” y descartados de los derechos de ciudadanía. 
• Un pacto de Estado, entre toda la sociedad y sus instituciones que, entre otras cuestiones, apueste por la centralidad de la persona y el trabajo decente, piedra angular sobre lo que se sostiene todo lo demás. 
• El fortalecimiento del pilar de los derechos sociales en Europa

Como entidades de la Iglesia sensibles y comprometidas con la realidad en el mundo obrero y del trabajo, en este 1º de Mayo y de san José obrero invitamos a las comunidades cristianas a unirnos, desde la distancia física obligatoria, desde nuestras casas, en la celebración y la oración. Os invitamos a participar con creatividad en aquellas acciones que puedan hacer visible la necesidad de un trabajo decente acorde con la dignidad humana.